jueves, 5 de junio de 2014

Portulaca umbraticola











Estas plantas aparecen clasificadas en unos sitios como Portulaca umbraticola y en otros como Portulaca oleracea, sea cual sea el nombre correcto, lo que no hay duda es que son unas de las plantas más fáciles de cultivar en sitios soleados, más floríferas y, por si esto fuera poco, muy resistentes a la sequía.




Se reproducen muy fácilmente de semilla o por esqueje. Las semillas, que son muy pequeñas, se siembran en primavera sobre la superficie, no se tapan. Se riega y se mantiene la tierra ligeramente húmeda hasta la germinación, que suele ocurrir en unos 10 ó 20 días. A partir de este momento necesitan mucha luz, aire en circulación y hay que regarlas con mucha moderación para evitar que se pudran. Cuando tienen algo de tamaño para poder manejarlas se trasplantan a unos 20 cm de distancia. De los mejores colores o formas se pueden sacar esquejes en cualquier momento, se eliminan con mucho cuidado 2 ó 3 hojas de abajo y se plantan directamente en tierra nueva, enterrando únicamente la parte del tallo sin hojas. Se pueden usar hormonas, pero no son necesarias. Si se ponen en un sitio iluminado pero protegido de los rayos del sol directos, en pocos días emiten raíces y empiezan a crecer, y si venían ya con capullos, también a florecer. A partir de este momento se deben poner de nuevo a pleno sol.

Estos datos son válidos para todas las Portulacas, y especialmente para Portulaca umbraticola y Portulaca grandiflora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentar: